fbpx

Favoritos

Consejos

7 Tips para elegir un auto de segunda mano

Si ya tomó la decisión de conseguir su auto de segunda mano, y para disipar cualquier duda que pueda tener, le entregamos algunos prácticos consejos a fin de que pueda elegirlo con total seguridad su próxima compra. ¡Tome nota!
  1. Compre en un concesionario confiable. Es recomendable siempre comprar en comercios establecidos, donde certifiquen la procedencia del vehículo. “Comprar un auto usado en una concesionaria confiable siempre aporta mayor seguridad, porque se certifican de mejor manera los antecedentes del vehículo, y pueden entregar más garantías de que todo esté en regla”,
  2. Multas. Los vehículos usados pueden acumular partes impagos o deudas asociadas de las que tendrá que hacerse responsable, si no toma los recaudos necesarios. Para evitarse problemas, se puede acceder a la información sobre la historia de un auto en el el registro de la propiedad o Cosevi, donde recibirá un informe de multas, encargos por robo, número de propietarios, revisión de prendas, revisión si el vehículo fue utilizado para transporte, entre otros.
  3. Kilometraje. La manipulación del odómetro es una práctica muy común entre quienes buscan ocultar el registro de kilometraje. ¿Cómo evitarlo? “Sume 15.000 kilómetros por cada año de vida del auto, y compárelo con la cifra que le entrega el vendedor. Algunos vehículos van a tener un kilometraje superior por qué han sido utilizados para el transporte de personas.
  4. Investigue el modelo. “Hombre prevenido vale por dos”, como dicen: converse con amigos que hayan tenido el modelo particular que está investigando, y busque en Google cuál es la reputación del auto. Investigue en Internet el valor de los repuestos, y haga una lista con las tiendas que venden los repuestos del auto que está prospectando”.
  5. Examine el auto a fondo. Revise el modelo a luz del día para determinar la calidad de la pintura, con especial atención a manchas que no combinen con los otros paneles. En el interior, pruebe los cinturones de seguridad para ver si funcionan, siéntese en los asientos para ver si todavía tienen acolchado, revise el panel de instrumentos para saber si todos los medidores y luces ícono funcionan. Pruebe el aire acondicionado al máximo y mínimo, fíjese cuánto demora para enfriar el vehículo. Por último inspeccione si los limpiaparabrisas también funcionan.
  6. Repuestos. Los repuestos se empiezan a gastar al superar los 60.000 o 70.000 kilómetros. Puede tratarse de partes relativamente baratas, como pedales de freno y filtros de combustible, pero también pueden ser más grandes, tales como la transmisión o un radiador nuevo. “Es recomendable tener un presupuesto de ‘reparaciones’ que sea al menos 20% del precio de la compra. Si no lo tiene, estará muy estresado cuando la temperatura empiece a subir, o cuando el mecánico le avise que su nuevo vehículo necesita repuestos”.
  7. Test-drive. Además de la usual vuelta a manzana, algunas pruebas simples pueden servir para revelar algunas cosas que necesitará saber. Gire el volante totalmente a la izquierda y a la derecha, y verifique si hay sonidos extraños que indiquen problemas con la dirección. Haga una aceleración breve, y escuche si el motor o la transmisión hacen ruidos extraños. Frene de forma rápida para saber cómo funcionan los frenos, o si el auto tiende a irse hacia la izquierda o la derecha.

 

Si desea ver vehículos que cumplen con estos requisitos, les invitamos a ver nuestro directorio de autos usados aquí.